Devastación socioambiental en la Cuenca del Alto Atoyac

En la Cuenca del Alto Atoyac vivimos una grave devastación socioambiental, la cual es generada primordialmente por los desechos tóxicos que las empresas de los corredores industriales vierten en los cuerpos de agua, particularmente los ríos Atoyac, Zahuapan y Xochiac. En este micrositio encontraran información que el Centro Fray Julián Garcés y la Coordinadora por un Atoyac con Vida, como parte de las comunidades afectadas, hemos generado y recopilado durante más de 15 años de lucha por una vida digna en la cuenca.

#NoHayJusticiaSocialSinJusticiaAmbiental

Ubicación

La cuenca del Alto Atoyac en los estados de Tlaxcala y Puebla

El cuerpo de agua superficial principal de la cuenca, es el Río Atoyac, pero también son parte de la cuenca el Alseseca, la laguna de Acuitlapilco y la de Valsequillo, entre otros cuerpos de agua. De los deshielos de la Sierra Nevada nace el río Atoyac, para posteriormente recorrer comunidades pertenecientes a Tlaxcala y Puebla donde se junta con afluentes como el Xochiac y el Zahuapan, hasta desembocar en Valsequillo.

La Cuenca del Alto Atoyac coincide parcialmente con la Zona Metropolitana Puebla-Tlaxcala, una de las regiones económicas más importantes de México, donde se fomenta la industrialización y urbanización en el territorio.

Ubicación de la Cuenca del Alto Atoyac, los estados de Tlaxcala y Puebla, principales cuerpos de agua superficial y la Zona Metropolitana Puebla-Tlaxcala

El Problema

La permisibilidad del Estado y la negligencia de las empresas han generado contaminación en aire, agua y tierra, con daños que han derivado en diversas enfermedades y muertes, además de una afectación integral a la vida en toda la Cuenca: la identidad cultural y social; la alimentación, la relación con el río, con la comunidad, con la historia.

En el sentido más profundo se encuentra el sistema capitalista – neoliberal y patriarcal que solo busca maximizar las ganancias que se quedan en manos de unos pocos a costa de toda la vida, tanto humana, como animal, vegetal y de otros tipos.

 

Las Causas

Descarga de tóxicos

En la cuenca se tienen registradas 256 grandes empresas industriales dedicadas al ensamblado de automóviles, la fabricación de autopartes, la petroquímica, la química, metalmecánica, siderúrgica, adhesivos y pinturas, entre otros. Estas empresas vierten a los ríos Atoyac, Zahuapan, Xochiac y Alseseca, sustancias contaminantes como mercurio, níquel plomo, cianuro, arsénico, cobre, cromo, cadmio, zinc, tolueno, dibromoclorometano, cloroformo, cloruro de vinilo, cloruro de metilo, fenoles, compuestos de benceno, nitritos y nitratos, fosfato, xilenos, entre otros.

Permisibilidad del estado

Las autoridades saben desde hace más de 20 años, por numerosos estudios, de la contaminación del cuenca. Sin embargo, la Semarnat, la Conagua, la Profepa, la Cofepris, los gobiernos de los estados de Puebla y Tlaxcala y los municipios de Huejotzingo, San Martín Texmelucan, Ixtacuixtla de Mariano Matamoros, Nativitas y Tepetitla de Lardizábal, no han hecho su trabajo para frenar este grave problema. En la Recomendación 10/2017 la CNDH acreditó que los servidores públicos de estas dependencias vulneraron los derechos al medio ambiente sano, a la información y al agua y su saneamiento.

Urbanización e industrialización

Desde los años 60, en la región se lleva a cabo un proceso de industrialización rapáz que se funda con la construcción de la autopista México-Puebla en 1962 y la instalación de la planta Volkswagen en 1964. Actualmente se tienen registradas más de 20400 empresas manufactureras (2017). La localización industrial detonó un proceso de crecimiento urbano descontrolado en la cuenca, teniendo a estas alturas una concentración de más de 3 millones de habitantes, lo que conllevó a la pérdida acelerada de bosques y biodiversidad, el aumento de generación de residuos urbanos y degradación ambiental en general .

Las devastadoras consecuencias

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.

El camino de nuestra lucha

Frente a esta terrible violación a los derechos humanos de las personas y comunidades, desde el Centro Fray Julián Garcés y la Coordinadora por un Atoyac con Vida, tenemos dos décadas realizando acciones para detenerla y revertir los daños. Ha sido un camino largo y comprometido, en el que nos hemos enlazado a nivel local, nacional e internacional con diversas redes, organizaciones, y académicas/os con quienes hemos sustentado la clara relación de la contaminación y los daños a la salud y el entorno. El daño debe ser reparado, es obligación del Estado, además de garantizar medidas de no repetición y los derechos de la población. Sobre ello seguimos andando.

Acciones de denuncia pública

A lo largo de estos años hemos realizado diversas acciones para denunciar la grave problematica que vivimos en la Cuenca del Alto Atoyac, entre las que están la realización de foros de denuncia, marchas y pintas en nuestras comunidades, reuniones con autoridades de los tres niveles de gobierno, eventos de difusión, etc.

Estudios científicos

Desde el año 2003 hemos impulsado diversos estudios  con la finalidad de conocer de mejor manera el problema de la contaminación. Debido a esto pudimos entender el grave problema que ocurre en la Cuenca del Alto Atoyac, además de lograr el reconocimiento público de la problemática.

 

Aunque en un principio sólo veíamos la contaminación del Río Atoyac, debido a los olores y colores del río, pronto fuimos aprendiendo a ver la Cuenca del Alto Atoyac como un sistema vivo que articula la vida en ella, siendo el agua el elemento articulador.

 

 

 

Algunas de estas investigaciones son:

Científicas y cientificos aliados

En este camino encontramos a investigadoras e investigadores de diversas áreas y universidades, comprometidos con descubrir y decir la verdad sobre la situación que vivimos en la Cuenca del Alto Atoyac. Gracias a sus investigaciones hemos podido denunciar con más fuerza este problema ante diversas estancias nacionales e internacionales. Nuestro reconocimiento a:

 

Dra. Regina Montero Montoya

Dra. Regina Montero Montoya

Doctora en Ciencias por la UNAM

Mtra. Inés Navarro González

Mtra. Inés Navarro González

Maestra en Sistemas Ambientales por el ITESM

Dr. Omar Arellano Aguilar

Dr. Omar Arellano Aguilar

Doctor en Ciencias Biológicas por la UNAM

Dra. Paola Velasco Santos

Dra. Paola Velasco Santos

Doctora en Antropología por la UNAM

Dr. Rodrigo Gutiérrez Rivas

Dr. Rodrigo Gutiérrez Rivas

Doctor en Derecho por la UCM

Dr. Alfredo Delgado Rodríguez

Dr. Alfredo Delgado Rodríguez

Doctor en Ciencias por la UNAM

Dra. Gabriela Pérez Castresana

Dra. Gabriela Pérez Castresana

Doctora en Ciencias Ambientales por la BUAP

Dra. María Virginia González Santiago

Dra. María Virginia González Santiago

Doctora en Antropología por la ENAH

Dr. Bernardino Mata García

Dr. Bernardino Mata García

Doctor en Ciencias Agrarias por la UACH

Denuncia ante tribunales éticos

Participación en redes y alianzas

En este andar, nos hemos enlazado a nivel local, nacional e internacional con diversas organizaciones y redes con quienes compartimos la busqueda por una sociedad más justa

Red CCE

 Iniciativa creada para co-construir estrategias educativas para comunidades de México y de América del Sur que padecen crisis socioambientales

Recomendación 10/2017 de la CNDH

En julio de 2011, la Coordinadora por un Atoyac con Vida y el Centro Fray Julián Garcés, interpusimos una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos por la violación de nuestros derechos humanos. 6 años despúes, la CNDH emitió la Recomendación 10/2017 para establecer responsabilidades a los gobiernos federal, estatal y municipal por la violación de los derechos humanos, tanto de los pobladores como de quienes atraviesan los territorios de cinco municipios -dos del estado de Puebla y tres de Tlaxcala-, debido a la contaminación de los ríos Atoyac y Xochiac (o Hueyapan).

La existencia de este documento es producto de más de 15 años de lucha de los pobladores de varias comunidades tlaxcaltecas, especialmente de mujeres, quienes han insistido — ante la sordera de las autoridades — que la contaminación de los ríos Atoyac, Xochiac, Zahuapan y todos sus afluentes, es la causa principal de que un gran número de personas de diversas edades, en decenas de comunidades, hayan sido expuestas a múltiples sustancias contaminantes que, además de provocarles enfermedades graves, también les ha ocasionado, directamente o acelerado, su muerte.

Al agua y al saneamiento

La CNDH señala que el Estado Mexicano ha incumplido su responsabilidad de asegurar la disponibilidad y accesibilidad del agua, además de no asegurar la calidad del agua satisfactoria para la salud de la poblacion y el equilibrio ecológico, según lo establecido en los articulos 4° y 27° de la Constitución.

A la salud

La CNDH reconoce que “Existe un nexo causal entre la contaminación de los ríos, la falta de saneamiento de las aguas residuales municipales e industriales y la incidencia de enfermedades crónico-degenerativas en la población”.

A un medio ambiente sano

La CNDH señala la falta de congruencia y la negligencia de autoridades federales y estatales para responder a la contaminación en la cuenca, lo que está directamente ligado con el goce y disfrute del derecho humano a un medio ambiente sano.

A la información

La CNDH señala que existen las siguientes omisiones graves de parte de autoridades del Estado Mexicano: “Omisión de generar, procesar y conservar todos los datos relacionados con los más de 40 contaminantes que son vertidos sistemáticamente en el Atoyac, los cuales son útiles como información preventiva”

Propesta comuntiaria y agenda ciudadana

Recursos

Pin It on Pinterest